Jessica Jones

Quién le iba a decir a Netflix hace poco más de dos años, cuando se dirigió a Marvel chequera en mano para comprar derechos sobre superhéroes, que la cosa le iba a salir tan redonda. Me imagino que la negociación fue sencilla, algo así:

-Netflix: “Hola, qué tal. Mire, es que queríamos comprar unos superhéroes para hacer series”.

-Marvel: (por fin, alguien a quien se la podemos colar) “Huy, pues tengo precisamente unos aquí en este cajón que le podrían venir perfecto”. “Mire, el más importante es Daredevil, pero tuvo una película tan mala, que ahora está pelín devaluado, pero solo un poco”

-Netflix: “Bueno, tampoco pasa nada. Peor no lo podemos hacer”

-Marvel: “Oiga, si quiere le puedo hacer un precio especial por paquete. Le puedo ofrecer además a Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist e incluso la posibilidad de un crossover con los 4 que se llame Los Defensores”

-Netflix: (no conozco ni a su tía) “Estooooo….. venga vale, algo haremos”

Y vaya si han hecho. Daredevil es una barbaridad, una de las mejores series del año, y aunque ahora me doy cuenta de que no le he hecho post, hoy toca hablar de Jessica Jones.

Aquí tenemos a una heroína un tanto peculiar, y le viene como anillo al dedo a este estilo oscuro que impregnaba también a Daredevil. No se mueve tanto en las sombras, pero esta investigadora privada es de armas tomar. Con un carácter ciertamente irascible, la serie tampoco se centra exclusivamente en sus poderes, es más, vienen como algo dado por hecho, sin necesidad de presentaciones, y eso es de agradecer.

Jessica (no le gusta nada que le llamen Jessi) está interpretada por Krysten Ritter, a la que ya tuvimos la oportunidad de conocer en Don`t trust the b—- in appartment 23, una comedia que pasó sin pena ni gloria sobre una chica que se dedicaba a compartir piso con otras chicas a las que les hacía la vida imposible. Tenía momentos simpáticos, pero una serie sin más.

Su Némesis es ni más ni menos que el grandísimo David Tennant, uno de los Doctor Who más recordados y que recientemente tuvo bastante éxito con Broadchurch, una miniserie británica sobre un asesinato en una pequeña población costera. Se da la paradoja con esta serie que los yanquis hicieron un remake con el mismo actor, director y guionista y les salió mal, tuvo escaso éxito y fue cancelado fulminantemente. La serie se llamaba Graceland. Cosas que pasan.

http://www.mactrast.com/wp-content/uploads/2015/11/Jessica-Jones_Ritter.jpg

Killgrave, que así es como se llama el malo maloso, tiene un poder fantástico. Puede doblegar mentalmente a quien quiera e inducirles a que hagan cosas. Ese poder, usado para el bien, puede ser fantástico: imaginad una toma de rehenes donde alguien pudiera convencer al secuestrador de que deponga su actitud. Pero la verdad es que usado para el mal, puede llegar a corromper, y si ya de por sí estás medio tarado, puede acabar de tararte del todo, y en esta serie éste es el caso. Puedes inducir a personas a que maten a otras personas, por ejemplo, o esa escalofriante escena en una comisaría donde se obliga a todos los policías allí a que se apunten a la cabeza con sus armas reglamentarias. Esas caras de espanto de no saber cómo negarte, de estar influenciado a hacer algo que no quiere hacer. Es una pasada.

Y claro, ¿cómo te enfrentas a este poder? Es realmente complicado, y aquí es donde creo que la serie flojea más. Un francotirador, un headshot y adiós problema, pero claro, adiós serie. Y es que es verdad que se nota alargada la trama, que se podría haber acabado mucho antes con Killgrave, se dan situaciones absurdas como esa especie de reunión de alcohólicos anónimos que se reúnen para contar lo frustrados que están tras haber sido sometidos por Killgrave (esas escenas no hay por donde cogerlas).

Tampoco me acaba de convencer que el poder de Jessica no esté bien definido. Vemos muestras, sabemos que es muy fuerte, pero un simple golpe en la cabeza con un madero puede dejarla inconsciente y es un poco caótico.

Voy por el capítulo 11, y pienso que en 6-8 episodios les hubiera quedado la serie redonda. No es que no me guste, la verdad es que me gusta mucho, pero así como Daredevil sólo tenía un episodio un poco más flojo, y sólo un poco, en ésta mi apreciación es otra. La recomiendo? Pues sí, por supuesto, es una buena serie, pero ni de coña es lo mejor del año ni mucho menos. Para eso tenemos Daredevil o Fargo, que está haciendo una segunda temporada para quedarte boquiabierto. Aviso.

Después vendrá Luke Cage, que lo que hemos podido ver de momento nos ha gustado bastante, ya sea por el actor, ya sea por el carácter tan interesante que se nos presenta. Una persona con habilidades que regenta un bar, que no quiere meterse en problemas, y que tiene la piel indestructible.

Ya queda poco para terminar el año, y tengo intención de hacer una entrada más al menos, pero no una de esas de “lo mejor del año”, eso es un rollo y estamos hartos de tanta lista. Os traeré una serie nueva, y por supuesto, muy buena.

Gracias por leerme!!!

2 Comments

  1. 3 Mayo, 2016
    Reply

    Bonne continuation pour ton blog que je continue à suivre réguliérement.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *