Get Shorty

Por medio del canal de Telegram de Series Reality Podcast (SRP) que por cierto recomiendo para informarte de series y pasar un buen rato, me enteré de que esta serie,  de la que tenía conocimiento pero nunca me animé a ver, merecía la pena. Fueron varias personas las que comentaban que era buena y al final eso llamó mi atención, por lo que me puse a investigar.

La serie está basa en la película estadounidense Get Shorty (cómo conquistar Hollywood), comedia que se estrenó en 1995, basada en la novela homónima escrita por Elmore Leonard en 1990, el mismo autor de Fire in the Hole (2001), que sirvió de base a Justified (2010), magnífica serie de Timothy Olyphant. Fue dirigida por Barry Sonnenfeld (ojo que éste es el director de Men in black y de Wild Wild West) y está protagonizada por John Travolta, Gene Hackman, Rene Russo y Danny DeVito. El guion es del propio Leonard. Tiene una buena puntuación, de casi un 7.

Resultado de imagen de get shorty

El argumento es sencillo. Chili Palmer es un truhan de Nueva York que hace trabajos por encargo, pero sueña con otros horizontes. En una misión en Los Ángeles, descubre el fascinante mundo de Hollywood. 

Tuvo una secuela, Be Cool (Tómalo con calma), de 2005, y está basada también en la novela homónima publicada en 1999. Con los mismos actores más Dwayne Johnson, aportando un plus de calidad, sin duda alguna.

Pero bueno, dejamos las películas para centrarnos en la serie, que es de lo que hemos venido a hablar aquí. Esta adaptación corre a cargo de Davey Holmes (Shameless) y fue estrenada en 2017, ahora mismo está emitiendo su tercera temporada y ya me he puesto al día. Para empezar, la elección de actores es de lo más acertado que he visto en mucho tiempo. El actor principal es un inmenso Chris O’Dowd, el mítico Roy de The IT crowd, una de las mejores series de humor de todos los tiempos (al menos tiene el mejor episodio de humor de la historia, el primero de la segunda temporada, no hay ninguna duda), con el permiso de Spaced y alguna otra. Aquí hace irlandés violento, con poca paciencia y mano muy larga, que trabaja junto a un más que correcto Sean Bridgers, deshaciéndose de los cuerpos que deja por el camino la mafiosa mexicana para la que trabajan, Amara de Escalones, interpretada por una inmensa en todos los sentidos Lidia Porto.

Resultado de imagen de amara de escalones
La temible Amara de Escalones

El productor que les mete en el mundillo de Hollywood es ni más ni menos que Ray Romano, actor de peculiar voz que ha prestado para muchas pelis de animación y ante el que caí rendido en la añorada serie Men of a certain Age, una maravilla que perdurará en el tiempo y que me hizo pasar ratos espléndidos.

Bueno, el argumento es parecido a la película: Miles Daly y Louis Darnell viven en Nevada limpiando los cadáveres que deja atrás Amara de Escalones. Un día encuentra un guion para una película y se le ocurre que producirlo puede ser buena idea para limpiar dinero. De ese modo inician andadura en Los Ángeles donde empiezan a utilizar sus métodos un tanto peculiares con una gente que no está preparada para ello.

Encuentran a un productor de serie Z capaz de vender a su padre para producir su siguiente película basura y así comienza una aventura que ya lleva dos temporadas completas de 10 episodios y está inmersa en la tercera. Han pasado tantas cosas que es un viaje increíble echar la vista atrás. Hemos tenido más emociones que en todas las temporadas de The Walking Dead juntas.

No he podido dejar de verla, ha sido tremendo, y hasta que no me he puesto al día no he parado. Tiene momentos delirantes. Digamos que en un momento dado el FBI anda por ahí, y tienen que conseguir un permiso para sacar de una lista negra a un director de escena iraní. La escena de los agentes viendo en youtube el trabajo del iraní y maravillándose de la posición de las cámaras, la fotografía, y lo bueno que sería para la película, es delirante cuanto menos.

Tiene algunos momentos de tensión en la segunda temporada que ya los quisieran para sí muchas superproducciones. Y está hecho sin grandezas, con buen trabajo, con cariño. Es verdad, es una serie hecha con ternura toda ella.

La recomiendo a ciegas, porque sé que os va a gustar. Doblada, sin doblar, da igual, las aventuras de Miles Daly merecen la pena.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.