Finde cinéfilo

Bueno, no todo van a ser series. Los fines de semana los dedicamos a ver pelis cuando no me están dando por todos lados al padel o cuando no tengo ensayo, pero de eso no voy a hablar, son otras historias.
Comenzamos con la primera, de miedo, el viernes a la noche, se llama The Devil Inside y la verdad es que está bastante bien. Filmada en plan falso documental, te hace pasar momentos de agobio, pese a que el tema de las posesiones está bastante trillado. Los actores no son nada del otro mundo. 
Una chica acude a una escuela de exorcistas en el Vaticano buscando información sobre una supuesto posesión de su madre, y bueno, la cosa se complica, como es normal.
Había empezado bien la cosa, el listón no estaba demasiado alto, así que, con el ánimo alto, llegamos al sábado tarde y comenzamos con Gone, un thriller protagonizado por la magnífica Amanda Seifried, que particularmente me encanta, sobre todo desde el tostonazo de Red Riding Hood. Es una de esas pelis que tienes pero que no ves, y su carátula no anima a eso, como podéis ver. Pero bueno, el argumento no está mal, sobre desapariciones que la poli se empeña en no investigar, pero lo realmente interesante es el guión, con las investigaciones de la pobre Amanda, y cómo una pista lleva a la otra. La verdad es que se disfruta.

Vale, lo reconozco, estaba crecidito, pero no es excusa para lo que sucedió a continuación. Reconozco que tengo un punto débil con Marvel. Fueron muchos años de niño coleccionando esa estafa que era el Spiderman de Bruguera con mi hermano, y cada vez que aparece algo de Marvel tiendo a verlo, y bueno, así me va :-))

El caso es que ya solo, porque mi santa eso no lo ve, me dispuse a ver Ghost Rider: Spirit of Vengeance y solo me queda decir: Nick, really???

Comprendo que el Cage está falto de pasta por los problemas personales que tiene, pero es que cada vez es peor, su presencia jode todo lo que tiene ver con la película y eso que debo reconocer que esta vez la moto está más lograda que nunca y las escenas del motorista no están nada mal (algunas). No hablo del 3D porque tiene cuatro chorradas de objetos que van hacia la pantalla y poco más. La verdad es que fue bastante peor de lo que me esperaba, y eso que me esperaba poco.

Voy a hacer un alto en el camino para contar algo que me dijo un cabronazo de amigo hace muchos años. Todo serio, se me acerca, me pone la mano en el hombro y me suelta: “Tío, lo que pasa es que tu nivel de exigencia cinéfila es demasiado bajo”. Realmente no sabía si enfadarme con él, me quedé como diciendo: “no, si a lo mejor tiene razón y todo”. El caso es que me hizo pensar y una verdad comenzaba a gestionarse. Soy un palomitero. Me encanta el cine espectáculo, disfruto un montón con las innovaciones tecnológicas aplicadas al cine. Se me abría la boca en el estreno de Terminator 2 y las cosas que veía. Por fortuna, tengo un amplio criterio que me permite disfrutar de otro cine aunque, ejemmm, este fin de semana no sea el caso :-))

Total, que llegamos al domingo, y desfondado en el sillón tras una mañana agotadora, me veo la última del Denzel, que se llama Safe House, una de muchas hostias, mucha CIA, mucha acción, hostias, he dicho hostias? Nada, una distracción sin más para pasar un rato agradable. A veces pelín cruenta, pero bueno.

Y alguna serie ha caído. He terminado el último de Harry’s Law, y me he despedido de Harry como toca. Hemos visto el capítulo de esta semana de The Killing, que van hacia un túnel muy negro que no tengo ni idea de cómo van a salir y he conocido al ganador de American Idol de este año, y para llevarme la contraria, va y gana mi favorito, un chaval que es un músico excepcional, que hace unas versiones particulares con un estilo muy muy especial y que lo hacen único. Por fin un músico ganando estas cosas.

Ah, antes de irme, he comenzado una serie nueva, comedia de 20 minutos llamada Men at Work, con risas enlatadas, una pena, pero bastante simpática. Ya iré contando cómo se desarrolla.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.